Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 febrero 2011

Magdalenas 1-2-3

La sabiduría popular nos enseñó la conocida receta de magdalenas 1-2-3 (1 yogur natural, 1 vaso de yogur de aceite de girasol, 2 vasos de yogur de azúcar, 3 vasos de yogur de harina, 2 huevos grandes y 1/2 sobre de levadura Royal) y si existieran los premios a las recetas que siempre salen y a todo el mundo gustan, esta estaría al menos nominada.

Una ligera variación para evitar la rutina sustituye la mitad del aceite, en nuestro caso de oliva,  por mantequilla derretida (75 gramos), la mitad de harina por harina integral y añade 10 nueces de pecan picadas y una pizca de canela.

El resultado es inmejorable y con un Cola Cao caliente tenemos un desayuno perfecto (o una cena para los más golosos).

Read Full Post »

Arroz con verduras

Quema de restos. Proceso por el cual evitamos tirar recortes de comida que por sí mismos no podrían constituir plato alguno. Lo que a priori podría indicar comida triste e insípida, adquiere aquí la altura de un gran banquete.

La receta de arroz con verduras creo que nunca ha sido la misma, dependiendo de los relicarios de verduras y hortalizas que tuviésemos en aquel momento la nevera. Seguramente un caldo la podría mejorar, pero va en contra de los propósitos iniciales de la quema de restos. Sofrito general de verduras picadas, y a la paellera.

Imposible obviar un recuerdo a Paredes, maestro en estas lides.

Read Full Post »

Huevos con bechamel

Recuerdos. Peleas con mi hermana por rebañar la bechamel del cazo. Olor a queso gratinado que sale de la cocina. Todo vuelve cada vez que visito este plato. La única aportación personal es un leve salteado de calabacín y cebolleta que hace la cama. Y no, no voy a hacer el chiste.

Read Full Post »

Karlos Arguiñano me encanta. Le veo siempre que puedo y es imposible acabar su programa sin una sonrisa. No busca recetas complicadas y aunque a veces no me gusta lo que hace, incluso en esos casos el producto televisivo es bueno.

No quiero dejar de destacar dos aspectos del programa, el que siempre cocina para 6 personas, cualquiera un poco amigo de los fogones sabe que no es lo más cómodo y que hace uso intensivo de las verduras, lo que en nuestro país no es lo más fácil de vender.

En algunas ocasiones, sin embargo, prepara unas recetas que sí me resultan novedosas y apetecibles, como este caso con unos calabacines rellenos de mollejas de pato. Dió la casualidad de que tenía una lata de extraordinarias mollejas de pato del Museo de Foie Gras de Souleilles que me había regalado mi madre . El relleno es el previsible, pero lo que me sorprendió fue la vinagreta de zanahoria y aceituna negra que acompañaba, que además de ocurrente creo que realmente realzaba el plato.

Read Full Post »

PHO

Mi primera experiencia con una sopa de fideos asiática fue calamitosa. Fue en un restaurante thai de Manchester. No sabía qué hacer con ella, los fideos eran larguísimos y no sabía como echarles mano. Me sentí como Peter Sellers en el Guateque. Desastre total.

La segunda experiencia no fue mucho mejor. En un restaurante del Chinatown de Nueva York rodeado de chinos que no hablaban inglés y sorbían como condenados un líquido blancuzco con dumplings sospechosos al que yo no le vi la gracia por ninguna parte. Por lo menos tuve tiempo a estudiar la técnica de cuchara y palillos que utilzaban y que creo que nunca dominaré.

La tercera fue la vencida, disfruté sorbiendo como el que más en un soba house de Nara de unos deliciosos soba con tempura de langostino.

Ahora cada vez que voy por el mundo procuro acerarme a alguno de estos establecimientos y tomarlo, me estoy volviendo adicto.

Nunca he estado en Vietnam, por lo que nunca he probado el auténtico Pho, la sopa de fideos de Hanoi, pero he probado una deliciosa en Toronto que me he empeñado en hacer.

En una visita a casa de mi hermano encontré un libro que creo que nunca había usado y que no dudé en coger prestado para siempre al descubrir que contenía esta receta. Es más raro que complicado. Un caldo de carne y pollo que se cuece 5 horas sin verdura, pero con gengibre, semillas de cilantro, clavo y canela que cuando estuvo preparado me pareció asqueroso al que en el momento de tomar se le añade un filete crudo, fiedos de arroz y unos aderezos (lima, guindilla, cilantro, albahaca, brotes de soja, cebolleta …) que de repente se convierte en un plato riquísimo.

Lo más parecido que he probado en Madrid ha sido en Oishii, pero el servicio irregular y la locura de decoración no ayudaban a superar un sabor que tampoco era óptimo.

Read Full Post »

Pecan Pie

Estudiar inglés puede ser una buena manera de olvidarse de números y documentos. Además, en esta ocasión sirve a su vez para recibir la receta del restaurante Tujague de Nueva Orleans de la archiconocida Pecan Pie de tu profesor.

Es esta.

  • 1 9-inch unbaked pie shell
  • 3 eggs
  • 1 cup sugar
  • 2/3 cup dark corn syrup (e.g., Karo syrup)
  • 2 tablespoons butter, melted
  • 1 teaspoon vanilla extract
  • 1/8 teaspoon salt
  • 3 tablespoons Armagnac or other brandy
  • 1-1/2 cups pecan halves

La receta es tremendamente sencilla, lo mezclas todo y al horno a 170ºC durante 40 minutos, los americanos no son amigos de complicarse la vida. Con lo que no contábamos es con la dificultad de encontrar los ingredientes necesarios, embarcándonos en una especie de Camino de Santiago culinario hasta encontrar el corn syrup y las nueces de pecan frescas.

Como lo de comprar un crust de tarta preparado no nos acabó de convencer, nos decantamos por hacer la base de tarta con la receta de sweet pie crust del libro de Gina di Palma y fue un rotundo éxito. En ese libro, que no cuenta apenas con fotos, todas las recetas salen y además están deliciosas.

El resultado es óptimo, se caramelizan las nueces y suben a la superficie, aunque intuyo que para la línea no es equivalentemente provechoso.

Nosotros la comimos tibia con una bola de helado de vainilla bourbon como mandan los cánones sureños, pero seguro que está buena fría también.

La próxima vez igual sustituimos 1/3 del corn syrup por maple syrup y la convertimos en canadian pecan pie.

Read Full Post »

La cena. El momento crucial de la jornada que transcurre cada día (de lunes a jueves) entre el trabajo y el sueño. Queremos encontrar la utopía que se enconde entre la total carencia de fuerzas, ganas y tiempo, el deseo de comer algo especial y la necesidad de que esto sea ligero si no queremos pasar la noche en Toledo.

Con el paso del tiempo hemos encontrado un puñado de soluciones que revisitamos con cierta frecuencia, entre las que destaca nuestra adaptación de un plato del chef roxu de Washington Sqr. La simple combinación de esparrágo verde a la plancha, huevo escalfado y jamón ibérico completada con un orbayu intenso de queso parmesano y pimienta recién molida resulta imbatible.

Read Full Post »

Older Posts »