Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 noviembre 2011

Langostinos con panko

Un aperitivo sabroso y divertido, pero especialmente fácil y rápido. Tiene solo una ligera pega, que es conseguir el panko (una especie de pan rallado extra crujiente japonés). Nosotros lo compramos en Madrid, bien en la zona gourmet del Corte Inglés de Goya, bien en la tienda de productos japoneses Tokyo Ya, bien en el paraíso de productos importados asiáticos de la calle General Margallo. Este último establecimiento merece un post (o hasta un blog) él sólo. Los currus en Ibero China se podría llamar. De verdad merece la visita, aunque sea sólo para comprar una caja de cervezas Tsingtao a 86 céntimos la unidad y perderse en la locura de cosas que no se sabe ni lo que son.

Al plato, salpimentamos los langostinos pelados y los ensartamos en brochetas de madera, pasamos por huevo batido, por panko y a freir con aceite muy caliente. Para acompañar, mojamos en una mayonesa ligera aromatizada con ajo (asado para suavizar su potencia).

Este es el acercamiento familiar al plato del restaurante Naguar de Pedro Martino.

Read Full Post »

Entre las sueltas terrazas de los queridos baretes, en Corazón de María tentamos en la morralla a la suerte. Y la tuvimos, pues encontramos este honesto barín asturiano que anunciaba sus canapés con los divertidos nombres de matrimonio y divorcio. Probamos ambos y cómo no, una vez más venció el amor, esta vez en forma de boquerones en vinagre con anchoas sobre panes tostados previamente frotados con tomate.

Read Full Post »

Quiche Lorraine

Una quiche, ahora que vuelve a apetecer encender el horno. Esta nos trae ecos franceses. La masa es la clásica, extraída de la enciclopedia Larousse.

Relleno: 200 g de bacon en dados sofrito y escurrido, 100 de queso Emmental rallado, 4 huevos batidos, 300 ml de nata, pimienta recién molida, nuez moscada y sal.

Masa: 125 g de mantequilla, 250 g de harina, 1 cucharadita de sal, 1 huevo, 3 cucharadas de agua fría.

Elaboración: Se mezcla la mantequilla en frío con la harina y la sal hasta que se forma una mezcla que parece pan rallado. Se añaden los líquidos y se amasa hasta que forme una bola (no mucho para evitar endurecer la masa). Se reposa en la nevera una hora. Se estira, se coloca en el molde y se precuece en blanco con peso (nosotros ponemos garbanzos) unos 12 minutos a 200º. Se vierte el relleno y se hornea hasta que esté dorada la masa y cuajado el relleno. Más o menos media hora.

No es una receta de llegar y comer, pero está más o menos al alcance de cualquiera. Creemos que la degustación óptima es en templado, pero es difícil aguantar.

Read Full Post »

Pititas

Hemos perdido la receta original de galletas Pititas, pero las hemos interpretado de oído. Creemos que no debe quedar muy lejos de aquí porque estaban estupendas, pero el original de Oviñana era insuperable.

Nuestra receta consistió en 250 g de mantequilla, 1 huevo, 125 g de azúcar y harina la que pida. Integramos la mantequilla derretida con el azúcar en el robot. Incorporamos el huevo y finalmente añadimos la harina a demanda (hasta que no se pegue la masa). Estiramos la masa, formamos las galletas, pintamos con huevo batido y espolvoreamos con azúcar por encima (media almendra cruda encima ya sería un detalle de auténtica clase). Horneamos 25 minutos a 160º, dejamos templar y listas para comer.

Read Full Post »

Volován de cardo

Una vez preparado el sabroso cardo a la crema nos hicimos una inocente pregunta sobre qué podríamos hacer para mejorarla y se nos ocurrió rellenar unos volovanes de hojaldre casero. Funcionó.

Lo que nos lleva a lanzar otra pregunta. ¿Hay algo que no mejore con hojaldre?

Read Full Post »

Parece que las carnes en salsa de queso son reductos del pasado, pero no para nosotros, que recuperamos orgullosos esta receta que nos acompaña desde un principio, hace ya una buena docena de años.

Doramos en aceite caliente el solomillo salpimentado cortado en medallones y reservamos. En los restos de aceite y jugo de carne, sofrímos media cebolleta picada muy fina. En paralelo estamos friendo unas patatas en bastones pequeños. Cuando está la cebolleta bien pochada, incorporamos media docena de champiñones fileteados y cocinamos unos cinco minutos. Es la hora del queso, que derretimos ayudados de un buen chorro de nata. Añadimos el solomillo y todo a fuego lento 5 minutos, los dos últimos también con las patatas.

A nosotros nos encanta.

Read Full Post »

Puntalette alla Norcina

Recuperamos esta receta, pero le damos una elaboración diferente con este falso risotto de salchicha, setas y trufa. El puntalette es un corte diferente de pasta, con forma de grano de arroz, que parece que últimamente está en todas partes, cocinado de forma similar a la aquí expuesta. En esencia son los mismos ingredientes que un plato de pasta, pero haciendo la cocción incorporando el líquido poco o poco y revolviendo con la cuchara de madera.

Salteamos cebolla picada muy fina, añadimos salchicha sin piel y, cuando está sofrito todo, un buen chorro de vino blanco que dejamos reducir. Incorporamos la pasta, damos dos vueltas y cocemos estilo risotto.

Al final de la preparación, más o menos a los ocho minutos, añadimos parmesano rallado, un chorro de nata, pimienta negra y aceite de trufa. Dos minutos más revolviendo y conseguimos el punto exacto. Y además, todo en menos de media hora.

Read Full Post »

Older Posts »