Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 julio 2012

Rigatoni ai fiori de zucchine

Otra de pasta, que es lo que apetece cenar una noche de verano como esta. Basta con apañar un par de docenas de flores de calabacín macho de un huerto de Bueño, medio calabacín, cuatro buenas anchoas cantábricas, media cebolla, un poco de ajo, un chorro de nata, un chorro de vino y un paquete de rigatoni italianos.

Sofreimos el ajo y la cebolla , incorporamos el calabacín picado y dejamos pochar. Un golpe de vino que dejamos evaporar. Ahora las flores y cuatro anchoas picadas finas. Continuamos con un chorro de nata, albahaca fresca picada y los rigatoni al dente. Completamos con parmesano, pimienta y al plato.

Una delicia al alcance de cualquier salteador de huertas.

 

Anuncios

Read Full Post »

Un proveedor alemán nos surte de speck del SudTirol IGP y otro asturiano de los mejores guisantes lágrima del Principado. Sólo faltan una buena pasta italiana y tenemos los ingredientes.

Sofreimos una cebolleta y añadimos el speck picado. Aparte, en agua con sal cocemos juntos pasta y guisantes. Los incorporamos en la sartén para el último golpe junto al sofrito, un chorro de nata, pimienta negra y queso parmesano rallado.

Specktacular.

Read Full Post »

Después del rollo de ayer, toca una receta de pim pam pum.

Empezamos con los exquisitos restos del rey al horno que en paz descanse desmigados. Sofreimos un par de dientes de ajo, una guindilla y unos tomates cherry partidos a la mitad. Incorporamos un minuto los trozos de rey y reducimos con caldo de pescado y Noilly Prat. Cocemos la pasta, mezclamos y añadimos un chorro de aceite de oliva y perejil picado.

Creo que le hemos dado a su majestad el tratamiento que merecía.

Read Full Post »

Rey al horno

El rey de las pescaderías asturianas es un pez envuelto en la desinformación y el caos. En el barullu de cartes de restaurante con reyes, virreyes, birreyes, alfonsinos y palometas rojas es fácil caer en las redes del desánimo. Sólo nos queda el comodín de la zoología.

A ver, hay uno alargado, el beryx splendens con estas carácterísticas y esta pinta. Y hay otro, el beryx decadactilus más redondeado con estas otras características y pinta. Y para liarla más, los asturianos que somos así de grandones, creemos que existe una variedad propia autóctona aún no bien tratada en la literatura ictiológica, que por supuesto es la mejor. Al grano, fuimos agasajados con este magnífico ejemplar de beryx asturianus y decidimos prepararlo al horno al estilo asturiano de la misma forma que hicimos en su día el besugo al horno.

Este es el morlaco antes de entrar al horno.

Aquí posa una vez horneado.

Y aquí finalmente yace emplatado.

Todavía no sé lo que comimos, pero estaba de muerte. Y con las sobras, espaguetis para mañana.

Read Full Post »

La comunicación diaria entre nosotros está llena de retos cocinillas en forma de links, tweets o cualquier otra tecnología que nos permita discutir sobre nuesta afición favorita. Así, esta mañana compartimos este enlace. En general los mensajes quedan ahí, hoy sin embargo esta receta ha sido nuestra cena. Bueno, parecido, porque lo hemos preparado un poco a nuestra manera.

El relleno de pollo salteado con curry, frutos secos y frutas secas se ve más o menos así.

La salsa de curry que en nuestro caso también tiene calabacín y un par de chorros de salsa de tomate sería esta.

Montamos los rollitos y horneamos a 200º unos 20 minutos.

Ahora solo falta montar y comer.

Viva la era digital.

Read Full Post »

En el restaurante La Tavernetta, probamos esta receta que nos encantó y que decidimos intentar en casa. Es una pasta corta con salsa de costillas de cerdo ibérico. La receta la hemos inventado de principio a fin.

Asamos las costillas salpmentadas y enriquecidas con alguna hierba tipo romero, tomillo u orégano una hora y media a 150º. Sacamos la carne del hueso y la guisamos a fuego lento una media hora en nuestra salsa de tomate con un chorro de vino tinto.

Incorporamos la pasta cocida un minuto menos de lo que marca el paquete y la salsa en una sarten un par de minutos para que liguen los sabores. A los platos con un chorrito de aceite de oliva y parmesano rallado.

Es el momento de comernos a los italianos.

Read Full Post »